martes, abril 23

Noticias de la guerra de Hamás en Israel: se reanudan las protestas en el paso fronterizo utilizado para la ayuda a Gaza

Mientras Israel y Hamás continúan conversaciones indirectas sobre un alto el fuego, la brecha entre las partes sigue siendo amplia, especialmente en dos cuestiones: la duración de cualquier tregua en los combates y el destino de los líderes de Hamás en Gaza, según funcionarios informados sobre las entrevistas.

He aquí un vistazo a la situación de la entrevista.

¿Cómo van las negociaciones?

Una tregua de una semana en noviembre permitió la liberación de más de 100 rehenes secuestrados durante el ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre; Como parte de este acuerdo, 240 prisioneros palestinos fueron liberados. Desde entonces, ambas partes han adoptado posiciones aparentemente intratables sobre otro acuerdo similar.

Las conversaciones han avanzado a trompicones, y el líder de la agencia de inteligencia israelí Mossad se reunió con funcionarios qataríes tanto en Qatar como en Europa. Muchos de los líderes políticos de Hamás tienen su base en Qatar. Egipto, que limita con la Franja de Gaza, también desempeñó un papel clave.

Los mediadores han presentado varios planes en las últimas semanas, hasta el momento con pocos avances evidentes. La duración del alto el fuego propuesto varía de semanas a meses. Las filtraciones de algunas de las propuestas a la prensa provocaron controversia en Israel, donde los políticos de derecha dijeron que se opondrían a los planes que, según decían, pondrían fin prematuramente a la guerra.

Brett McGurk, el principal coordinador para Oriente Medio en la Casa Blanca, regresó a la región el domingo para trabajar en el rescate de rehenes, según dos funcionarios estadounidenses que hablaron bajo condición de anonimato.

¿Cuáles son los términos propuestos para un nuevo alto el fuego?

Los funcionarios de Hamas han dicho que sólo liberarán a los rehenes restantes en Gaza, que se cree que son más de 100, como parte de un alto el fuego global. Benjamín Netanyahu, el primer ministro israelí, dijo el domingo que no aceptaría ningún acuerdo para un alto el fuego permanente que deje a Hamás en control de Gaza.

Según un acuerdo marco reciente, los mediadores han propuesto una liberación gradual de los rehenes y prisioneros palestinos restantes, con el objetivo de alcanzar un alto el fuego estable, dijeron un alto diplomático occidental y un diplomático regional.

¿Cuáles son los puntos críticos?

El mayor obstáculo es si el alto el fuego se considerará temporal, como el último, o permanente.

Los funcionarios israelíes han sugerido que podrían considerar un alto el fuego permanente si los líderes de Hamas en Gaza abandonan la Franja y se exilian, dijeron los dos diplomáticos.

Los funcionarios de Hamás rechazaron esta idea. «Hamás y sus líderes están en sus tierras en Gaza», dijo Husam Badran, un alto funcionario de Hamás, en un mensaje de texto. «No nos vamos.»

Otro posible obstáculo a este plan: Netanyahu dijo en noviembre que había ordenado al Mossad que “tomara medidas contra los líderes de Hamás dondequiera que estuvieran”, lo que probablemente generó temores dentro de Hamás de que los líderes estarían menos seguros fuera de Gaza.

¿Qué pasa después del final de la guerra?

Otra vía de negociación tiene que ver con el futuro de Gaza después de que se silencien las armas.

Los funcionarios de la administración Biden han dicho que esperan que la Autoridad Palestina, que administra partes de Cisjordania ocupada por Israel, vuelva a controlar Gaza. A los funcionarios estadounidenses les gustaría ver ambas áreas incluidas en un futuro Estado palestino.

Hamás tomó el control de Gaza en 2007, expulsando al partido rival Fatah, que domina la Autoridad Palestina. Si Hamás permaneciera en Gaza después de la guerra, esto probablemente resultaría un obstáculo formidable.

Netanyahu ha descartado en gran medida que la Autoridad Palestina, en su forma actual, gobierne Gaza. También indicó que se opondría a la creación de un Estado palestino independiente después de la guerra.

Para complicar aún más las cosas, la Autoridad Palestina, encabezada por Mahmoud Abbas, enfrenta serios desafíos internos. Las encuestas muestran periódicamente que la mayoría de los palestinos quieren que Abbas renuncie. Fue elegido por última vez para un mandato de cuatro años en 2005, y sus críticos lo acusan de presidir un gobierno cada vez más autocrático que no ha logrado poner fin al dominio israelí.